El impacto de la enfermería en la vacunación: más unidad, confianza y prevención

Desde el pasado jueves está en marcha la campaña masiva de vacunación frente al covid y la gripe con el objetivo de llegar al 80 % de la población diana. A diferencia de la última vez que se ha usado el vacunódromo de IFECO, ya no hay mascarillas ni incertidumbre. Además, en esta ocasión, los convocados pueden participar en un ensayo clínico para probar la eficacia de una vacuna de alta carga contra la gripe.

Hemos charlado con una de las coordinadoras de la vacunación, Úrsula Nieto, también coordinadora del Centro de Salud del Ventorrillo que ha vivido la evolución del proceso desde la pandemia.

Desde el pasado jueves está en marcha la campaña masiva de vacunación frente al covid y la gripe con el objetivo de llegar al 80 % de la población diana. A diferencia de la última vez que se ha usado el vacunódromo de IFECO, ya no hay mascarillas ni incertidumbre. Además, en esta ocasión, los convocados pueden participar en un ensayo clínico para probar la eficacia de una vacuna de alta carga contra la gripe.

Hemos charlado con una de las coordinadoras de la vacunación, Úrsula Nieto, también coordinadora del Centro de Salud del Ventorrillo que ha vivido la evolución del proceso desde la pandemia.

¿Qué siente al formar parte de este importante esfuerzo de vacunación contra la gripe y el COVID?

Para mí es un orgullo formar parte de un proyecto con tanta relevancia a nivel sanitario y social. Además, estoy en él desde sus inicios, cuando todavía estábamos en plena pandemia, con el COVID, iniciando por primera vez la vacunación en las residencias. Desde entonces ha sido un proceso  dinámico a  lo largo de estos tres últimos años en los que hemos vivido cómo han evolucionado las vacunas adaptándose a las nuevas cepas. La vacunación covid y gripe en grandes recintos, aunque supone un esfuerzo importante en cuanto a infraestructura y trabajo de enfermería, cumple el objetivo de inmunizar a la mayor cantidad de población en el menor tiempo posible y por mi parte lo afronto con mucha ilusión.

Una de las actividades enfermeras es la prevención y educación sanitaria a la población, la vacunación es una tarea preventiva que a mí particularmente me gusta mucho ya que es un trabajo propio de enfermería, que no precisa ser delegado por ningún facultativo, sino que es algo nuestro.

¿En las personas que acuden, se nota la diferencia de aquellas primeras vacunaciones al día de hoy?

Desde luego que hay diferencia. Al inicio de la vacunación covid en grandes recintos había una cierta desconfianza hacia las vacunas, estábamos ante un carrera entre farmacéuticas de vacunas experimentales para comercializarlas en tiempo record y poder inmunizar a la población lo más pronto posible, aunque por supuesto siempre pasaban los controles de seguridad, parte de la población mostraba sus recelos y hacían comentarios al respecto pero los resultados están ahí. Tres años después la mortalidad como los ingresos hospitalarios afortunadamente se ha reducido muchísimo y eso demuestra la efectividad de la inmunización y  la sensibilidad de la población para vacunarse y obtener buenos datos de cobertura de la vacuna en la población.

¿Cómo es el proceso de vacunación en un centro de este tipo?

La población recibe a través de un mensaje SMS en el móvil cita para vacunarse en grandes recintos, en nuestro caso en A Coruña en IFECO. Se realiza por grupos etáreos y de forma secuencial de  la población diana según la instrucción de la conselleria. Este año la población diana son personas de 60 o más años, residentes en instituciones cerradas (residencias de personas mayores y centros de discapacidad), mujeres embarazadas en cualquier trimestre de la gestación y puérperas en los 6 primeros meses tras el parto, si no han sido vacunadas anteriormente, personas menores de 60 años con condiciones de riesgo (definidas en la instrucción), personal de centros sanitarios y sociosanitarios públicos y privados, personal de oficinas de farmacia y personal que trabaja en los servicios de emergencias sanitarias, trabajadores de servicios públicos esenciales ( fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, bomberos, protección civil) y convivientes de personas pertenecientes a grupos de alto riesgo. Además de COVID también se ofrece la posibilidad de inmunizarse frente a la gripe en un acto único. 

Este año, además también se informa a la población de 65 a 79 años en el SMS de la posibilidad de participar en el ensayo clínico GalFlu. 

Cuando llegan al box, es muy sencillo,  se sigue el mismo procedimiento de los últimos años, se identifican con el código QR del SMS del móvil y tras comprobar que no han recibido una vacuna covid  ni han pasado la infección en los últimos tres meses se procede a la inmunización.

¿Cómo abordan el posible miedo a las vacunas por parte de alguna persona?

Con información. Si es gente que ya se ha vacunado, y le ha dado en algún momento reacción local o incluso con malestar general, cansancio,… tienen la experiencia de años previos, saben que son 2-3 días y que ceden sin más, pero sobre todo informando que las complicaciones de una gripe o una enfermedad por coronavirus son más peligrosas que las reacciones adversas de una vacuna.

¿Cuál ha sido y es el papel de las enfermeras en la lucha contra la pandemia? ¿Cómo lo valora?

Ha sido un trabajo titánico por parte de las enfermeras, con mucha dedicación, miedo  y sufrimiento… Hemos estado a pie de cama, sobre todo en hospitalización, en residencias socio sanitarias...El enorme esfuerzo que ha hecho la enfermería en la lucha contra la pandemia es posible que se haya olvidado pronto por parte de la población. 

De la experiencia de vacunación desde el comienzo de la pandemia ¿qué le ha impactado más a usted personalmente? ¿Qué le gustaría destacar?

La unidad que se ha creado entre las enfermeras que formamos parte del  equipo de vacunación covid. Hemos pasado muchas horas juntas, muchas anécdotas, conocernos personalmente,…al final creo que ha servido para hacer piña entre nosotras. A nivel personal he aprendido mucho de todas mis compañeras, compartimos experiencias, tanto de nuestros centros, de nuestro trabajo asistencial, de nuestro trabajo de gestión. De todas mis compañeras he aprendido un montón, eso es lo más positivo 

En cuanto al paciente, me quedo con que nos tienen mucho más en cuenta. Valoran más nuestros consejos, la información que le aportamos, cosas como  "tengo que preguntarle al médico sí puedo vacunarme o no...” ahora ya no se oye en IFECO, ningún paciente pregunta en el recinto si hay un médico para aclarar una duda, se queden satisfechos con las explicaciones que les damos. Muestran mucha mas confianza en la enfermería, valorar más nuestra profesión y considero que eso es algo a destacar.

 


Imprimir  

Calle Álvaro Cunqueiro, Nº 7 - 1º

15008 - A Coruña

981 168 033

Horario de oficina:

9:00 a 14:00 horas y 16:00 a 19:00 horas de lunes a jueves

viernes de 08:00 a 14:30 horas 

 

Calle Romero Donallo, Nº 27 - Entlo.

15706 - Santiago de Compostela

981 598 870

Horario de oficina:

9:00 a 14:00 horas y 16:00 a 19:00 horas de lunes a jueves

viernes de 08:00 a 14:30 horas