Jump to Navigation


El Día Internacional de la Enfermería se celebrará el 12 de mayo

El lema de este año es 'Resolver la desigualdad: Objetivos de desarrollo del Milenio 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1'
lunes, 28 enero, 2013

El Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) ya ha fijado los contenidos que centrarán este año la celebración del Día Internacional el 12 de mayo, fecha de nacimiento de Florence Nightingale en 1820. El motivo de la presente edición lleva por título 'Resolver la desigualdad: Objetivos de Desarrollo del Milenio 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1'. Se trata de un lema que tiene por objeto iniciar la cuenta hacia 2015, insistiendo en los objetivos relacionados con la salud. En palabras de la propia presidenta del CIE, Rosemari Bryant: "Las enfermeras han hecho mucho para conseguir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y para ayudar a dar forma y a conseguir metas y resultados sostenibles más allá del año 2015. Podemos sentirnos orgullosos de nuestras realizaciones. Y sin embargo todavía podemos, y debemos, hacer más”. Como es costumbre, el Colegio celebrará, coincidiendo con la celebración del Día Internacional, el acto de jura del código deontológico para los nuevos colegiados, a quienes oportunamente se les comunicará el lugar, fecha y hora de la celebración.


Bryant recuerda, en la carpeta informativa elaborada para esta edición del Día Internacional de la Enfermería, que al ser la más numerosa de las profesiones de atención de salud en el mundo, no hay duda de que las enfermeras son esenciales para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Son frecuentemente las únicas profesionales de salud accesibles para muchas personas en toda su vida. Así, las enfermeras están especialmente bien situadas y con frecuencia son las más innovadoras para llegar a poblaciones poco atendidas y desaventajadas. Están formadas para entender la complejidad de mantener la salud y el bienestar, y la incidencia de los factores psicosociales y socioeconómicos, tales como la pobreza, el desempleo y la etnia. Ven el contexto necesario para el bienestar y actúan en consecuencia para llegar a los problemas inmediatos. 


Cuando faltan dos años para que los ODM lleguen a su fin, están ya en curso conversaciones acerca de cómo sustituirlos -mediante una ampliación del plazo, un nuevo conjunto de objetivos de estilo de los ODM, o un sistema totalmente nuevo-. Las negociaciones amenazan ya con ser sumamente complejas, y su resultado dista mucho de estar definido. Hay peligros posibles: que los nuevos objetivos estén sobrecargados (los nuevos objetivos no pueden ser todo para todos); que estén demasiado centrados en el donante (estén dominados por prioridades de los agentes de países desarrollados más bien que por las prioridades de los afectados por los problemas); o que sean demasiado detallados y obligatorios (Equipo de Tarea del Sistema de las Naciones Unidas 2012). Sin embargo, es ésta una ocasión de importancia crucial para corregir las deficiencias de los ODM actuales e insistir en las prioridades del mundo del siglo XXI. Será esencial concederse un tiempo suficiente, más bien que acelerar el proceso, si queremos encontrar una solución aceptable y completa.

 


 


by Dr. Radut.